Nuestros servicios


Programa de Compliance Software

Entre mediados de 2015 y finales de 2016 se ha producido un cambio muy significativo en la concepción legal de la licencia de uso, para el ámbito continental: actualmente se entiende que la licencia de uso es un activo intangible más de la empresa. Esta diferente concepción jurídica abre todo un abanico de retos y oportunidades al tejido empresarial. Son las empresas las que deben tomar el control de esos activos y por lo tanto son las responsables de la elección de las medidas idóneas para llevarlo a cabo de una forma eficiente.

La gestión de los riesgos legales derivados del software, ha sido una de las preocupaciones tradicionales de las empresas; debido a las consecuencias que pueden derivarse de los mismos y a los costosos procesos de revisión de los fabricantes. Sin embargo ahora, el nuevo marco normativo, ofrece soluciones de control de los mismos bajo la supervisión de un tercero de confianza, que permitan la obtención de "pruebas de licencia" válidas y oponibles a tercero.

Nuestros programas de compliance software, comercializados bajo la denominación CSV (Compliance Software Value), se basan en las políticas de Selft Audit Software con intervención de un "tercero de confianza" que garantice la objetividad de los resultados; dando una solución al control de los riesgos legales derivados del software, que al mismo tiempo permita todas las optimizaciones derivadas del marco normativo aplicable.

De este modo nuestros servicios van un paso más allá que los programas SAM, al incorporar a la gestión de los activos de software, la gestión de los riesgos legales derivados de la misma; generando una situación segura, eficiente y rentable. Todo ello bajo un modelo de gestión basado en los ciclos PDCA (Plan, Do, Check, Action). Y para la correcta monitorización de todos los cuadros de mando, así como del diagnóstico de riesgos, contamos con la aplicación de una herramienta informática propia.

Programa Corporativo de Compliance Software

Basado en los mismos principios que nuestros programas de compliance software, los programas corporativos se comercializan bajo la misma denominación CSV. Su única diferencia estriba en que en este caso su configuración responde a dos bloques:

  • Bloque Colaborativo. A través del cual se establecen las bases mínimas y la planificación general para un determinado sector, dotando al mismo de un framework común y un Libro Blanco regulatorio.
  • Bloque Individual. Supone la implementación concreta del marco colaborativo a cada una de las entidades adheridas, garantizando toda la independencia y eficiencia dentro de un contexto previamente consensuado.

En este caso los programas obtienen ventajas adicionales en los aspectos de la rentabilidad, al beneficiarse de todas las ventajas de la generación de un entorno colaborativo de contratación y ejecución; maximizando todas las oportunidades que genera el nuevo marco normativo aplicable y la consideración de la licencia de uso como un activo empresarial.

Auto-revisiones gestionadas y asistencia en procesos de revisión iniciados por el fabricante

El marco normativo aplicable al software sufrió un profundo cambio que se inicia a mediados del año 2015, y termina de definirse en Octubre de 2016. Como consecuencia del mismo, se establece que corresponde a las corporaciones (como titulares del activo en que consiste la licencia de uso), tomar las medidas de control necesarias para evitar que se generen situaciones de incumplimiento normativo. Y entre estas medidas se encuentra la necesidad de evitar la generación de situaciones de infralicenciamiento, así como la generación de las evidencias necesarias y válidas de la situación de compliance.

Nuestra compañía cuenta con el reconocimiento de “tercero de confianza”, con absoluta independencia de la industria del software, lo que nos permite ofrecer un programa de compliance software, bajo el modelo de auto-revisión gestionada por tercero; como una capa de servicios sobre los programas SAM ya implementados en los clientes. Bajo un modelo de ciclo PDCA y en empleo de herramientas de creación propia, se planifican y gestionan los controles necesarios y sus evidencias; a fin de evitar o minimizar los riesgos legales derivados del despliegue tecnológico. Con ello, adicionalmente, se da cumplimiento de forma espontánea a la obligación contractual de revisión de licenciamiento, dotando de recogimiento frente a terceros a los resultados de la gestión SAM.

Obviamente este mismo servicio se puede contratar como "segunda opinión", dado que contamos con el carácter de “árbitros en materia de software”.

Programa de Compliance Software para PYMEs

Las obligaciones y los derechos, los retos y las oportunidades que genera el nuevo contexto normativo; también son aplicables a las PYMEs, aunque la profundidad de sus programas de compliance software deba ser menor, porque menor es el conjunto normativo aplicable y el alcance del despliegue de la tecnología.

En CSV somos completamente conscientes de esta realidad, por ello hemos definido y ponemos a disposición de nuestros clientes el programa Compliance Software Value PYME; a través del cual se lleva a cabo el diagnóstico de los riesgos derivados del software, se identifican los controles necesarios y se definen las tareas que deben llevarse a cabo. En este caso el acceso al servicio es en modo SaaS, permitiendo la puesta en marcha del programa en un modelo básico homologado de tres niveles:

  • Programa Estándar.
  • Programa Premium.
  • Programa Premium + Capa de servicios de auto-revisión.

Del mismo modo, nuestras opciones de contratación para PYMEs se benefician de toda la potencia de la tecnología, aportada por nuestras alianzas estratégicas; integrando en cualquiera de nuestras opciones de servicios, las soluciones de control dadas por nuestros partners. Así Compliance Software Value PYME se posiciona como la oferta para PYMEs más completa del mercado.